sábado, 18 de febrero de 2012

Ermita de San Baudelio

La Ermita mozárabe de San Baudelio está situada en las proximidades de la aldea de Casillas de Berlanga y es sin duda uno de los monumentos de mayor interés dentro del arte mozárabe. La ermita, aunque no se sabe a ciencia cierta, data de finales del siglo XI, época de lucha entre los reinos cristianos que avanzaban desde el norte y los musulmanes que resistían para no ceder mas terrenos mas allá del Duero. En un ámbito más local la ermita se encuentra en la vía que separaba Berlanga, ya conquistado por Fernando I y la majestuosa Medinaceli, bastión de los musulmanes en la defensa de la línea del Duero, es por esto la fusión de culturas que podemos encontrar en San Baudelio. Cabe destacar que cerca de aquí encontramos la ermita de San Miguel en Gormaz, en la que no hace muchos años se descubrieron pinturas murales que pueden ser atribuibles a la misma escuela que las de San Baudelio.

Desde el exterior la ermita no llama mucho la atención y se pueden diferenciar los dos espacios que la componen, el ábside y la nave central. Es al pasar la puerta de arco de herradura que da acceso al interior cuando San Baudelio muestra todo el explendor que albergan sus muros.

Pinturas y arquitectura se funden en el centro de la nave principal en la que se encuentra el pilar del que parten las ocho bóvedas y que simulan una palmera, un claro ejemplo de la influencia islámica del monumento. En la parte oeste de la nave central se encuentra el coro al que se accede por unas escaleras y el cual esta sujetado por columnas que simulan la arquitectura de una mezquita, es en esta parte en donde se encuentra la gruta en la que se cree que vivió un eremita.





Las escenas pintadas  que podemos encontrar en San Baudelio las podemos dividir según la altura, viendo que en la parte inferior están dedicadas a la vida rural(cacerías, un guerrero, un halconero…) mientras que las superiores corresponden a escenas religiosas (las tres Marías ante el sepulcro, la curación del ciego, la resurrección de Lázaro …).

Otras escenas de sus muros fueron vendidas en 1922 por 65.000 pesetas al anticuario de Leone Levi, por el marchante de arte estadounidense  Gabriel Dereppe. Se intentó parar la marcha de estos murales pero no se consiguió, a su vez Gabriel revendió las pinturas  a diversos museos estadounidenses, entre los cuales se encontraba el Museo Metropolitano de New York. En 1957 algunas de las pinturas fueron canjeadas por el ábside de la iglesia de San Martín de Fuentidueña (Segovia), aunque no regresaron a San Baudelio y se llevaron al Museo del Prado en donde están expuestas.
Sin lugar a duda el lugar hasta hace poco abandonado, el cual se utilizaba para el resguardo del rebaño, se ha convertido en el referente del arte mozárabe de nuestro país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario